Virus sincicial respiratorio (VSR)

 Es un virus muy común que ocasiona síntomas leves similares a los del resfriado en los adultos y en los niños sanos mayores. Puede ser más serio en los bebés, especialmente en aquellos que están en ciertos grupos de alto riesgo.

 

Causas

 El virus sincicial respiratorio (VSR) es el germen más común que causa infecciones en los pulmones y en las vías respiratorias en los bebés y en los niños pequeños. La mayoría de los niños ha tenido esta infección hacia la edad de 2 años. Los brotes de las infecciones por el VSR casi siempre comienzan en el otoño y van hasta la primavera.

 El VSR se disemina fácilmente por contacto físico. El hecho de tocar, besar y estrechar la mano a una persona infectada puede propagarlo. La enfermedad se transmite de una persona a otra a través del contacto con gotitas diminutas contaminadas u objetos que han entrado en contacto con ellas.

 El VSR puede vivir media hora o más en las manos e igualmente puede vivir hasta 5 horas en los mostradores o varias horas en los tejidos usados. Este virus a menudo se disemina muy rápidamente en hogares habitados por muchas personas y en guarderías.

 La infección puede ocurrir en personas de todas las edades.

 Los riesgos abarcan:

 

        •Asistir a guarderías

        •Estar expuesto al humo del cigarrillo

        •Tener hermanos en edad escolar

        •Vivir en condiciones de hacinamiento

 

Síntomas

 

        •Coloración cutánea azulosa debido a la falta de oxígeno (cianosis)

        •Dificultad para respirar o disnea

        •Tos

        •Tos perruna (con frecuencia descrita como tos "de foca")

        •Fiebre

        •Aleteo nasal

        •Respiración rápida (taquipnea)

        •Dificultad para respirar

        •Congestión nasal

        •Sibilancias

 

Nota: los síntomas varían y difieren de acuerdo con la edad. Los bebés menores de 1 año son los más gravemente afectados y los que presentan con frecuencia la mayor dificultad respiratoria. Los niños mayores usualmente sólo presentan síntomas moderados y seudogripales. Los síntomas generalmente aparecen de 4 a 6 días después de tener contacto con el virus.

 

Pruebas y exámenes

 En muchos hospitales y clínicas, se pueden realizar pruebas rápidas para este virus en una muestra de fluidos tomados de la nariz.

Tratamiento

 Los antibióticos no curan el VSR y las infecciones leves desaparecen sin tratamiento. Los bebés y niños con una infección severa por este virus pueden ser hospitalizados, de manera que se les pueda brindar oxígeno, aire humidificado y líquidos intravenosos.

 Es posible que se necesite un respirador (ventilador).

 

Pronóstico

 La infección por el VSR en raras ocasiones puede ocasionar la muerte en los bebés, pero esto es improbable si el niño es examinado inicialmente en el curso de la enfermedad.

 La enfermedad por el VSR más severa se puede observar en:

 

        •Bebés prematuros

        •Bebés con enfermedad pulmonar crónica

        •Bebés cuyos sistemas inmunitarios no funcionan bien

        •Bebés con ciertas formas de cardiopatía

 

En los niños mayores y en los adultos, la enfermedad generalmente será leve.

 Alguna evidencia sugiere que los niños que hayan tenido bronquiolitis por VSR tienen un mayor riesgo de padecer asma.

Posibles complicaciones

 En los niños pequeños, este virus puede causar:

 

        •Bronquiolitis

        •Crup

        •Infecciones del oído

        •Insuficiencia pulmonar

        •Neumonía

 

Cuándo contactar a un profesional médico

 Consulte con el médico si se presentan dificultades respiratorias u otros síntomas de esta enfermedad. Cualquier dificultad respiratoria en un bebé es una emergencia y, por lo tanto, es necesario buscar atención médica de inmediato.

 

Prevención

 Una manera simple de ayudar a prevenir el VSR es lavándose las manos con frecuencia, especialmente antes de tocar al bebé. Es también importante asegurarse de que otras personas, especialmente los cuidadores, tomen precauciones para evitar contagiar al bebé con este virus. Los siguientes pasos simples pueden ayudar a proteger al bebé:

 

       •Insístale a las demás personas que se laven las manos con agua tibia y con jabón antes de tocar al bebé.

       •Procure que otras personas eviten el contacto con el bebé cuando tengan gripe o fiebre y, si es necesario, pídales que usen una máscara.

       •Sea consciente de que besando al bebé se puede diseminar la infección por el VSR.

       •Trate de mantener a los niños pequeños lejos del bebé, ya que este virus es muy común en ellos y se disemina fácilmente de un niño a otro.

       •No fume dentro de la casa, el automóvil o cualquier sitio cerca del bebé, ya que la exposición al humo del cigarrillo aumenta el riesgo de contraer esta enfermedad.

 

Los padres que tienen bebés pequeños en alto riesgo deben evitar las multitudes durante los brotes del VSR. En los noticieros y periódicos locales frecuentemente se informa sobre brotes que van de moderados a graves con el fin de brindar a los padres una oportunidad de evitar la exposición.

 El medicamento Synagis (palivizumab) está aprobado para prevenir la enfermedad por el VSR en niños menores de dos años que estén en alto riesgo de contraerla en forma grave. Pregúntele al médico si el niño está en alto riesgo con este virus y si se debe administrar o no este medicamento.

 

 

Volver

 

 

 

Servicio de médico a domicilio, doctor a domicilio disponible para las comunas de Puente Alto, La florida, Peñalolen, Macul, Ñuñoa.

 

 Santiago - Chile

 

 

 

Sitio web diseñado por AD